Liquidación fácil y precisa de las sesiones de carga gracias a la facturación por separado.

Un gran número de empresas están cambiando a una flota de vehículos eléctricos o híbridos. La tradicional tarjeta para repostar está siendo sustituida gradualmente por una tarjeta de recarga, pero esto tiene una importante consecuencia que no siempre se tiene en cuenta, como es la correcta liquidación de los gastos de recarga en los que incurran los empleados. Smappee tiene una solución para esto, que además será bien recibida por el servicio administrativo de la empresa.

Registro claro de cada sesión de recarga.

Por supuesto, los empleados también quieren tener la opción de cargar su vehículo en casa con una estación de recarga propia. Muchas empresas quieren reembolsar estos gastos de recarga, de modo que los usuarios de los vehículos de empresa puedan seguir disfrutando de una cobertura total de este tipo de gastos. También puede haber otras situaciones, por ejemplo cuando los usuarios que no tengan un vehículo de empresa propio quieran cargar su vehículo privado en las estaciones de recarga de la empresa. En ese caso, la empresa podría querer repercutir estos gastos de recarga al empleado.

Realizar acuerdos al respecto no supone ningún problema, ya que no existen obstáculos técnicos para ello. ¿Cómo me aseguro de que la liquidación posterior sea correcta, eficaz y transparente? Por medio de la facturación por separado, es posible hacer esto en cada estación de recarga que esté vinculada a la organización.

¿Qué es la facturación por separado en las estaciones de recarga?

Gracias a la facturación por separado, es posible separar los gastos de recarga del vehículo eléctrico del consumo energético del hogar. Las estaciones de recarga inteligentes como las de Smappee ofrecen toda la información sobre las sesiones y los gastos de recarga a través de la app o del panel de control, para poder repercutir los costes fácilmente a tu empresa o tu empleador. Además, los empleadores también pueden optar por instalar una estación de recarga en el hogar de los empleados si estos disponen de un vehículo de empresa eléctrico y firmar un contrato de facturación por separado con un tercero que se encargue de realizar el seguimiento, la facturación y el reembolso de los gastos correspondientes a los empleados.

Cómo funciona la facturación por separado mediante Smappee Services.

A través de Smappee Services, Smappee ofrece una función de facturación por separado para asegurar un correcto procesamiento y liquidación de los gastos de recarga. Esta función libera a los empleadores totalmente de tener que reembolsar a los empleados cada mes las operaciones de recarga realizadas en su hogar. Activar un contrato de facturación por separado es muy fácil: el gestor de flotas solo tiene que conectarse al panel de control de Smappee e introducir todos los datos de pago de su empresa. A continuación, podrán crearse nuevos acuerdos de facturación por separado entre el empleador y el empleado. En cada acuerdo, el empleador deberá indicar el nombre, el correo electrónico y las tarifas de reembolso de las operaciones de recarga. Posteriormente, el acuerdo pasará al empleador para que este introduzca sus datos de pago, confirme el acuerdo y firme el contrato. Tan pronto como se firme el contrato, la facturación y el reembolso de los gastos se realizarán de manera totalmente automática. Cada mes, Smappee Services facturará al empleador automáticamente el importe total y abonará los gastos pertinentes a cada empleado. Mediante la factura o el panel de control de Smappee, el empleador puede saber en todo momento cuántas operaciones de recarga ha realizado cada empleado y qué importe deberá reembolsársele a final de mes.

¿Tienes una flota de vehículos eléctricos o vas a cambiarte pronto? En ese caso, aquí encontrarás más información sobre la facturación por separado y otras opciones de pago que ofrecen las estaciones de recargo Smappee EV Line. ¿Te interesa? Rellena el formulario de contacto y nos pondremos en contacto contigo.

© Smappee. Todos los derechos reservados.